Especializado en Pododeportología. 

Contando con años de experiencia en el tratamiento del pie del deportista.

Pie Diabético.

Los pacientes con esta problemática son tratados con las técnicas requeridas.

Pie del Adulto Mayor

Aquellas personas con afecciones propias de la edad, recibirán un tratamiento especializado.

Sábado, 25 de Junio de 2011 19:47 por  Administrator
Vota este articulo
(0 votos)

Ya desde el ano 1986 empece a interesarme en la atención de! pie del deportista en ese momento 19 años avalaban mi experiencia en esta querida profesión que es la Podología Pero también el hecho de haber sido un amante del deporte en general alimentaba mi idea de poder tener ante mi a deportistas de jerarquía mundial.Llegaban por entonces en tropel a mi memoria los recuerdos cuan do en mi juventud comencé a incursionar en el atletismo y sin saberlo tenia como preparador ai mismísimo Don Francisco Mura "Pancho Mura" como lo llamaban sus amigos en el viejo estadio "Gasómetro" de la Avenida La Plata del Club San Lorenzo de Almagro. Mi primer paso fue registrarme como Voluntario concurriendo cada vez que era requerido a las reuniones de coordinación que se hacían en forma periódica y muy bien organizadas.

Al llegar por primera vez al lugar donde iba a funcionar el Servicio Medico de la Villa Panamericana en Chapadmalal se presento ante mi un panorama un poco desolador y con un sentimiento hasta de incredulidad de que en ese lugar llegase a desenvolverse un servicio de salud acorde a la necesidad de tan importante compromiso a nivel internacional. El edificio de tres plantas y un subsuelo para la guarda de vehiculo ios presentaba una fachada exterior de tipo colonial muy típico de toda la construcción edilicia del lugar enmarcado en una parquizacion espectacular y arbolada en su mayor parte con coniferas muy bien cuidadas que daban al lugar la sensación de estar en un paraíso inigualable Volviendo al edificio en si su interior parecía haber sido bombardeado por la piqueta tanto en sus paredes como en sus pisos la instalación eléctrica había sido reemplazada en su totalidad igual que la mayoría de sus sanitarios e instalación de la red de agua.

Después de transponer la entrada me encontré con una montaña enmarañada de cables viejos y escombros que se desparramaban por los pasillos y todas sus dependencias. Sinceramente mi estado de ánimo al igual que el de otros profesionales que concurrían por primera vez en ese lugar era como de haber fracasado en nuestra misión sin siquiera comenzar. Estaban en el lugar algunos peones en la tarea de los arreglos generales y tan solo faltaban alrededor de 20 días para el comienzo de los Juegos. Mi asistencia a la Villa por entonces era diaria, tal el compromiso que había registrado administrativamente. Durante esos días previos a la inauguración fueron agregándose personal de tarea para llevar adelante la finalización de los trabajos generales de restauración interna en todo el edificio, que trabajaban turnándose las 24 horas del día.

Día a día veíamos como en forma acelerada iba cambiando todo el panorama, hasta palpar con nuestros ojos. La realidad de contar con instalaciones propias de una infraestructura sanitaria acorde a las necesidades de una atención profesional avanzada. Pienso que esto fue devolviendo y acrecentando nuestro entusiasmo, poniéndonos en la tarea de organizar el Servicio Médico de la Villa Panamericana. Esto de organizar es una metáfora, ya que la organización del servicio estaba ya planificada por un profesional que supo demostrar con una eficiencia llamativa todo lo que en plena actividad demostró valga la redundancia en la capacidad operativa para el resguardo de la salud y/o accidente, no tan solo de los atletas que eran los principales destinatarios, sino también de todo el personal afectado a los XII JUEGOS DEPORTIVOS PANAMERICANOS. Se trata del Dr Marcelo Vasoin médico deportólogo con amplios conocimientos en la materia y como habitante de esta ciudad puedo llegar a decir sin lugar a equivocarme que es un lujo para Mar del Plata tener un profesional con la capacidad Médico - Administrativa que demostró al frente del funcionamiento del Hospital de la Villa Panamericana. Es lógico agregar que fue muy bien secundado por un plantel de profesionales de nuestra ciudad con sobresaliente capacitación, al que fueron agregándose Médicos Deportólogos de reconocimiento mundial, provenientes de otras ciudades de nuestro país, tal el caso de los doctores ALBERTO RICART de la ciudad de La Plata y ANTONIO ALCAZAR de Buenos Aires En mi actuación personal, tuve la oportunidad de organizar mi gabinete podológico en una dependencia que me fue designada dentro del citado establecimiento hospitalario.

Aparte de mi tarea específica, llevaba un registro diario de las atenciones realizadas, al comienzo las prestaciones fueron para con el personal de la Villa, incluido su Gobernador Sr Tomás de Anchorena, conforme se fue conociendo la prestación de este servicio dentro del Hospital, comenzó a incrementarse mi trabajo. Los pacientes que ingresaban para su atención me eran derivados desde la Oficina de Recepción acompañados con una planilla tipo para todos los servicios, donde se registraba un resumen de su Historia Clínica, el Diagnostico de la afección por la cual concurrían y el tratamiento realizado.

Comencé mi actividad específica el día 4 de Marzo, cuando todavía faltaba una semana para el comienzo de los Juegos o para mejor precisión, para la inauguración de los mismos, previstos para el 11 de Marzo de 1995, fecha que jamas podré olvidar porque era el día de mi cumpleaños.

Con el correr de los días fueron ingresando atletas que requerían mi atención Me parecía imposible y hasta casi increíble ver que atletas de nivel internacional tuvieran un estado de salud tan desprolijo en sus pies en algunos casos casi deplorables. La atención de los atletas que intervenían en los Juegos Panamericanos, me permitió descubrir que muchos deportistas de nivel internacional, no le dan al pié la importancia que ellos requieren Las consultas requeridas eran desde simples durezas pasando por helomas nucleados, helomas interdigitales, hiperqueratosis plantares, hematomas subungueales, onicomicosis, onicausis, onicolisis y onicocriptosis asépticas Todo esto debido a un desconocimiento alarmante sobre el cuidado y las prevenciones a tener en cuenta por los mismos afectados.

En algunos casos tuve también la oportunidad de realizar un control del apoyo plantar mediante fotopodoramas, descubriendo muchas anomalías en los apoyos que muy bien podían ser el origen de algunas patologías mencionadas anteriormente. También comprobé que muchos atletas tienden a rechazar de ser atendidos por un profesional Podólogo, por temor a que por impericia alguien les pueda producir una lesión. En otra oportunidad observé algo que yo venia pregonando y que muchas veces fui rechazado por no considerarse admisible, el uso de plantillas ortopédicas durante la competencia. Recuerdo que una triatleta del equipo americano que había concurrido a la sección ortopedia que funcionaba en el Hospital Panamericano, mostraba unas plantillas confeccionadas especialmente en plaztazote y que tenían realce interno y oliva metatarsal blanda, las que utilizaba durante la competencia en el pedestrismo. Ya casi sobre la finalización de los Juegos, encontrándome de paso en la zona del lavadero de la Villa Panamericana, vi a una atleta extranjera que ostentaba con mucha alegría y no menos orgullo, una medalla de plata que colgaba sobre su pecho, producto de la obtención de un segundo puesto. No quiero dar a conocer la disciplina que realizaba porque entonces estaría descubriendo de quien se trata, cosa que la ética profesional no me permite hacerlo toda vez que se trata de reconocer una afección en alguna persona o paciente. Estaba calzada con un par de ojotas y tenía en todos los dedos de sus pies, del segundo al quinto, dos hileras de helomas dorsales casi todos del mismo tamaño, al preguntarle yo si no le dolían me respondió no solamente que no. sino que no le molestaban. lo que realmente tuve que dudar pensando para mi mismo que si no tuviese esa patología, en ese momento en vez de tener una medalla de plata colgada de su cuello tendría una de oro.

En contraste con esto, tuve también la oportunidad de atender a una gloria e histórica figura del fútbol mundial: en ese momento de desempeñaba como D.T. del equipo representativo del fútbol de la República del Paraguay, LADISLAO KUBALA. Fue una de las emociones más fuertes que recibí durante los Juegos, por todo lo que él representaba para el deporte mundial del balompié. Este profesional, con todo el sentido de la palabra, con más de 60 años de edad. lucía los pies. salvando ciertas diferencias, como una niña de 15. Infructuosamente traté de descubrir en toda su estructura pédica alguna patología dérmica o ungular. A pedido de él. le estaba practicando una onicotomía simple porque él mismo consideraba que tenía las uñas demasiado largas; y en su Ínterin me develó ei porqué del buen estado de sus pies. Me confesó que siempre cuidó mucho de ellos y por otra parte me dijo que en Europa todos los clubes de las Ligas Profesionales de Fútbol, cuentan con un equipo ¡nterdisciplinario que vela por la salud de los Jugadores, en el que interviene igualmente un Podólogo. Además contó que semanalmente el médico responsable de la salud de! plantel, realiza una prolija revisación genera! a cada uno y si llegara a encontrar alguna enfermedad en los pies de un jugador, lo hace concurrir inmediatamente ai Podólogo y que además no le dejan cortarse las uñas por si solos, deben concurrir para ello ai Podólogo, en razón de que si quieren hacerlo ellos mismos, podrían producirse alguna lesión.

Esto me confirmó una vez más sobre el cuidado y celo profesional que se debe tener en el tratamiento práctico-podológico del deportista. Por toda la experiencia recogida y vivida durante los Juegos, puedo decir que es harto elocuente ¡a necesidad de difundir entre los atletas los Entrenadores, Profesores de Educación Física, Directores Técnicos y toda aquella persona que tenga alguna función en la preparación de los deportistas los conocimientos básicos sobre el cuidado de la salud de los pies, a fin de no llegar a provocar patologías mayores inmediatas o futuras, por desconocimiento impericia o negligencia sobre sus funciones y por sobre todo, para que el depor tista se sienta respaldado en forma total sobre el cuidado de la salud de sus pies, a fin de llegar a un exitoso final feliz o poder lograr lo que todo deportista profesional o amateur anhela, colgar sobre su pecho una medalla de oro.

 

Ultima modificacion el Viernes, 26 de Agosto de 2011 18:41

Ultimos articulos de Administrator

Menú principal

Contacto

Adolfo E. Albornoz
Podólogo
Matr. Nº 1608
Min. de Salud

Azcuénaga 2588  - Piso 1, Dpto 103
(0223) 154-212880
7600 - Mar del Plata